Memoria y futuro de una villa castellana. Fuentidueña

MEMORIA Y FUTURO DE UNA VILLA CASTELLANA. FUENTIDUEÑA

Es el resultado de mis trabajos, investigaciones y hallazgos, que ponen luz a dinámicas humanas e historia de la Villa de Fuentidueña, capaces de abrir su futuro. Entre otros:

  • Cementerio hebreo comarcal de San Martín, operativo cuatro siglos, con 139 tumbas y servicios de abluciones de difuntos y osario.
  • Movimientos de los hebreos en San Martín.
  • Actividad de Doña Mencía de Mendoza en Fuentidueña.
  • Interpretación de tallas escultóricas de San Miguel y San Martín, hoy en el Metropolitan Museum de New York, emparentadas con centros del ámbito del taller románico de Fuentidueña. Discurso feminista en San Miguel.
  • Hospital de la Magdalena con sus conflictos y atenciones a pacientes de la zona de Villa y Tierra de Fuentidueña, comarcas limítrofes y otras.
  • Importancia de los movimientos del Hospital de San Lázaro.
  • Movimientos de la Guerra de la Independencia en Fuentidueña. 

Feminismo en el discurso de canecillos del exterior de la nave

El discurso del exterior de la nave se sirve de canecillos, que estructura en secuencias con prototipos de mujeres, para catequizar el momento personal. Dicho discurso es amplio y repetitivo; se dirige en sentido general a gente del pueblo creyente o no, y en concreto a mujeres; es un discurso feminista, alertando de los peligros del conjunto: pasiones no controladas, mundo, mal y demonio, Pág. 24.

¿De qué quería liberar Doña Mencía a las mujeres? Pues expresando su ideal del siglo XVI con palabras del XXI: encaminarlas a la virtud personal y social; a gestionarse ser y estar; liberarlas de prostitución; de opresiones y caprichos de los poderosos; de pasiones no controladas; encaminarlas a controlar su mundo utópico y emocional; facilitarles familia y medios económicos; facilitarles maternidad digna; encaminarlas a mayor autonomía y gestión personal; liberarlas de servidumbres y relaciones no deseadas… en definitiva, procurar su dignidad de mujeres. En lo que se percibe conexión ideológica y vital son su fundación en el Hospital de la Magdalena de dotar a las huérfanas pobres para facilitar su matrimonio con de fin de que tuvieran una vida digna. Pág 28-29.

La entrega de Doña Mencía de Mendoza a esta labor fue extraordinaria. Puso todo su empeño en arrancar a la mujer oprimida de las fauces de prostitución y esclavitud; procuró por los medios a su alcance la liberación y dignidad de las mujeres huérfanas sin formación y medios. ¿Utopía? Sin pretender comparar la entrega de Doña Mencía con nadie, no conozco otro caso tan patente de defender a la mujer, acogerla, darle cancha y procurarle dignidad. En el siglo XVI esto era lo que hoy conocemos como feminismo comprometido y liberador. Ahora podemos comprender por qué no fue casual la advocación de María Magdalena en el Hospital. Como Jesús liberó a María Magdalena de su mundo, Doña Mencía quería liberar a la mujer pobre, desestructurada, sin protección familiar ni social, del oscuro panorama que le esperaba. El paralelismo es completo y más en una mujer muy creyente. Y similar proceso pretendió seguir con el discurso de exterior nave de San Miguel. Pág. 232-233,

Síntesis del discurso de canecillos de exterior nave

Secuencia 1
Introducción
1 Pasión problemática reconocible
2 Pasión reconocible, que nos devora, casi un demonio
3 Pasiones en las que se disfraza el demonio y de las que no somos conscientes

Secuencia 2
4 Prototipo 1. Mujer joven, bella y soñadora con la vida por delante

5 Dios pone a nuestra disposición creación y criaturas
6 Creación y criaturas también tienen peligros, que nos acechan
7 Hombre narcisista y egoísta; narcisismo y egoísmo pueden llevarnos a no ser nosotros mismos
8 Llevamos en nuestro ser la muerte, que inevitablemente alumbraremos
9 Aviso de los peligros de nuestra biología, necesaria pero animal
10 El demonio se encarga de desorbitar nuestra biología corporal

Secuencia 3
11 Prototipo 2, Mujer joven, bella, soñadora y equilibrada con el mundo a sus pies
12 Pasiones que reconocemos, pero nos dominan más a nosotros que nosotros a ellas
13 Mujer del prototipo 11, asustada y desesperada ante la magnitud de lo que se le presenta
14 Demonio disfrazado, no reconocible, manejando los hilos de nuestras pasiones
15 Pasiones, mal y demonios mantienen terribles luchas entre sí en perjuicio nuestro
16 Pasión, mal, demonio reconocible, devorando a una mujer. No basta reconocerlas, hay que controlarlas
17 Pasión, mal o demonio reconocible, jactándose de devorar a otra pasión
18 Dragón, simbolizando pasiones y males, cuyos hilos mueve el demonio disfrazado en personas

Secuencia 4
19 Gallo. Angel bueno que nos avisa de los peligros y nos guía. Pausa, alivio en medio del discurso.
20 Demonios compitiendo por sus dominios. Su lucha nos afecta y desestabiliza
21 Cuando no reconocemos pasiones, mal y demonio, sus luchas pueden devorarnos
22 Aviso de que creación y criaturas son buenas, pero también tienen peligros

Secuencia 5
24 Prototipo 3. Mujer joven, soltera, rústica, atenta a pasiones, mal y demonio
25 Pasión, mal o demonio reconocible, pero no controlada, en actitud de devorarnos
26 Creación y criaturas son buenas, pero también tienen peligros
27 Pasión, mal o demonio reconocible, que nos devora. 

Secuencia 6
28 Prototipo 4. Mujer joven, elegante, cantora, virtuosa y expectante
29 Creación y criaturas son buenas, pero sus peligros acechan por doquier
30 Las pasiones reconocibles y no controladas nos limitan la libertad
31 Pasión, mal o demonio disfrazado, no reconocible, es el más peligroso
32 Creación y criaturas son buenas, pero también tienen peligros
33 Elogio de la maternidad amorosa, que se basa en nuestra biología

Secuencia 7
34 Prototipo 5. Mujer mayor reflexionando sobre la vida y peligros. Síntesis
35 Peligroso y escurridizo demonio, al que llevan narcisismo y egoísmo
36 Sexualidad desbocada, ajena a matrimonio. El hombre es un demonio disfrazado
37 Peligroso y escurridizo demonio, difícil de desenmascarar

38 Agradecimiento a la patrocinadora. Mujer noble patrocinadora

                                   [S. Miguel 47 discurso canecillos exterior nave] Pág. 31

Ábside de San Martín

Fuera por problemas de su ábside original o por mejora, en los siglos XI-XII se levantaría el ábside románico. Los vestigios del remate de ábside en las caras interiores y exteriores de sus paramentos indican que es posterior, construyéndose con la nave erigida, no cuadrando su cerramiento en los referidos paramentos, [S. Martín 13-14 y 18]. Pág. 101.

La primera cuestión que llama la atención en San Martín es la abundancia de atlantismo en sus tallas en el reducido espacio de su ábside. Pág. 102. Lo mismo que debió tener San Miguel.

Por otra parte, los discursos exteriores, marcados por su progresión e intensidad, tienen la particularidad de empezar de sur a norte; por el contrario, los discursos interiores, siguen el orden de San Miguel, de norte a sur. Lo cual veremos tiene su importancia, no en orden a su compresión, sino a crear y levantar espacios de convivencia. Pág. 103.

Asimismo, los discursos tienen un eje común: su dialéctica entre mal y bien con los hombres en medio, con sus fuerzas sobre ellos. Pág. 103.

Los discursos exteriores tienen sello común propio. El primero, el de arquillos, si lo transcribimos al mundo comunicativo de hoy, es de denso contenido, impacto propagandístico o especie de videoclip referido a los discursos de ventanas exteriores y canecillos y capiteles de ábside. Le sigue el discurso de ventanas más intelectual, algo así como lemas o máximas cortas con fuerte contenido ideológico, referidos al discurso de ábside. Cierra los discursos de exterior el de canecillos y capiteles de ábside con estructura más compleja; ideas sencillas y repetitivas; simetría en cuanto a secuencias y número de canecillos y capiteles; intensidad progresiva en sus capiteles; introducción y epílogo con invitaciones y agradecimientos.

Finalmente, el largo discurso de ábside con 34 tallas dispone de otras importantes características, que pueden pasar desapercibidas: el capitel 1 hace referencia a la muerte, en concreto a los difuntos del cementerio, que había a sus pies; el mal está referido al pecado original; las referencias bíblicas de sus contenidos están referidas al Antiguo Testamento; el canecillo 28, como última talla con firme identidad propia, pues la 29 en cierta manera está imbricada en una especie de tándem con la 30, al margen de la invitación a vivir en plenitud el matrimonio, parece estar haciendo guiños a la doble tumba del cementerio, que tiene enfrente, incluso a un especial agradecimiento por la financiación del ábside.

Los discursos interiores tienen estructura similar, aunque con importantes diferencias. La primera de las cuales es que su lectura es invertida respecto del exterior: comienzan en norte y acaban en sur.

Como en los discursos del exterior giran en torno al mal y bien, pero con las particularidades de referirse a Antiguo y Nuevo Testamento: nacimiento de Cristo y su parusía; redención de la creación; universalización de la salvación humana a través de la cruz; heroísmo de los santos; mediación de la Virgen María.

La estructura de los discursos de interior es similar a la de los de exterior con su misma cadencia y progresión: arquillos, ventanas y arcos triunfal y fajón.

Llegados a este momento, es posible leer entre líneas y obtener cierta información de los discursos exteriores.

  1. a) Lectura de los discursos de sur a norte. ¿Qué comunidad de Fuentidueña podría hacer esta lectura? La hebrea, que por su vivencia y simbolismo de la Pascua, mantenían como hito histórico y de fe el Éxodo de Egipto a la Tierra Prometida, de sur y oriente a norte y occidente, a Jerusalén. Es decir, al revés del mundo occidental cristiano, cuyo anhelo de resurrección arrancaba de norte y occidente y se dirigía a sur y oriente, a Jerusalén. Por otra parte, no está de más recordar que las lenguas semitas veterotestamentarias escriben y leen al contario que las lenguas occidentales. Pág. 104.
  2. b) Las citas del discurso de capiteles y canecillos de exterior de ábside hacen referencia exclusivamente al Viejo Testamento, común entre cristianos y hebreos. No se hace una sola referencia a salvación, redención, cristianismo o Nuevo Testamento. Es decir, se comparte la fe en común.
  3. c) Capitel 1 de ábside, referencia al cementerio en torno a San Martín.
  4. d) Canecillo 28 de ábside, referencias al matrimonio, al par de tumbas, que presiden el cementerio y agradecimiento, porque seguramente costearon el ábside.

Todo lo cual incide en señalar dos importantes aspectos: el primero, que los discursos exteriores se elaboraron en el ámbito de crear y mantener la convivencia, que, por otra parte, hoy denominaríamos ecumenismo, porque compartía los elementos en común de la fe; después, la comunidad cristiana desplegaba sus discursos y convivencia en el interior y la hebrea los vivía y desplegaba en su cementerio del exterior. Pág. 106.


Puntos de venta

  • Librería Cervantes, Calle Cervantes, conocida como calle Real, Segovia
  • Algunos centros de Fuentidueña
  • Autor, César Herrero Hernansanz

Petición libros a autor y procedimiento de envíos a España peninsular

  1. Libro y portes 33 €; 1 libro, portes y set de fotos 38 €.
  2. Si desea que le dedique el libro deberá indicármelo en el pedido.
  3. Ingreso del importe correspondiente a nombre de César Herrero Hernansanz en cuenta Banco Sabadell: ES59  0081  1156  4800  0134  8239.
  4. En correo electrónico deberá comunicarme que ha efectuado el ingreso, facilitarme su dirección postal completa y, opcional un teléfono móvil, por si el repartidor necesitara localizarle. Ponga claro nombre y apellidos del remitente. Le pongo como ejemplo mis datos:
    CÉSAR HERRERO HERNANSANZ
    Calle Félix Rodríguez de la Fuente nº 10 – 4º B
    30011 – MURCIA
    cesar@megamac.es
    cesar@herrerohernansanz.es
    Teléfono 646 044 032
  5. Yo le enviaré por correo electrónico las referencias de los envíos.