Poemario

PoemarioFRAGMENTOS SOÑÉ QUE ERA DIOS

Dormitaba una tarde de verano
jugando al escondite con las hojas,
huyendo de luces, buscando sombras,
de un río en la ribera recostado.

De las chicharras el pesado canto,
el veloz ajetreo de las moscas,
las virtuosas voces de la alondra,
la canción de las aguas en los cantos

en mi alma dejaron un dulce sueño:
Era yo el agua fresca de la fuente,
que del río saciaba los deseos,

era yo quien lloraba bajo el puente,
era yo quien ponía los gorjeos
en cada pico, yo era Dios, ¡qué suerte!

HOY NACEN TRISTES MIS VERSOSHoy nacen tristes mis versos
y la ira anida en las amargas copas
de mis sentimientos.
Quiero volar
pero mis alas están heridas.
¡Tanto me hiere!
Me hiere tu palabra,
que ayer fue flecha cálida
y hoy gélida espada deviene.
Me amarga tu miel ajada.
Me duele mi confianza herida
y siento en carne propia
los falsos dardos que llegan.
¡Tantas cosas me duelen!Hoy nacen tristes mis versos
porque quiero amar
pero me tiende sutiles redes
el dolor de mis heridas.Hoy nacen tristes mis versos
porque busco tu voz de ayer
en todos los rincones del universo.
Tu alma busco, como siempre,
jugando a escondidas entre los luceros.
Te busco en este inmenso vacío mío.
Pasada la noche te busco
y no te encuentro en ningún sitio.
¿Has borrado tus huellas del camino?
¿Por dónde volverá mi amor herido?…César Herrero
Murcia, 6 de junio de 199

Poemario
ARCHIVOS PARA DESCARGA EN PDF

Índice
I
II
III
IV