La lengua de mi Tierra

La lengua de mi tierraINTRODUCCIÓN

——¿Habías descubierto la grandeza de mi lengua? ¿No? Pues monta en mi verso, que vamos a hacer un largo viaje por tiempos, tierras, aires y mares. Sacúdete el polvo de los prejuicios antes de tomar vuelo, porque necesitas tu sensibilidad a tope para comprenderla.
——Mi lengua, al igual que los grandes amores, vive un constante toma y daca, mi lengua es un incansable peregrino, que durante diez siglos ha andado casi todos los caminos al encuentro de otras lenguas, le han curtido muchos vientos, como buen amante no sabe negarse al amor y llega a nuestros días en plenitud de fuerza y  vigor, con el sólido andamiaje de las Academias y la  constante frescura de la calle, que rompe todo cauce y la hace joven, espontánea y vital.
——Estos versos nacieron con la intención de ser declamados con música, razón por la cual en cada canto hay un instrumento musical.
——La maravilla del castellano, del español, es la gran riqueza de vocablos, sus sinónimos, sus matices y la constante fuerza creadora de nuevas palabras definiendo algo nuevo o redefiniendo algo viejo.
——A propósito de sinónimos, y siempre en sentido poético, en cada canto hay una variante de son, bonita, lengua, graciosa, grande, juntar y cubrir. Y en cada canto hay variadas y distintas maneras de decir a tu amante que quieres su amor. Y mi pluma sugiere que el manantial de sinónimos sigue fresco y vivo.
——Como es fácil de comprender, se han quedado en el tintero muchos autores y obras literarias, que me hubiera gustado tocar en estos cantos, y así haberte hecho llegar, a través de mi peculiar interpretación, el gran filón de sus sensibilidades.
——En cada canto hay referencias a la formación del castellano. El correspondiente al latín, obsérvalo detenidamente, es íntegro de origen latino. Del resto, especifico el vocabulario, cuyo origen pretendo señalar, en el léxico incluido al final del libro. La intención del léxico es facilitar la etimología y comprensión de algunas palabras muy poco o en absoluto utilizadas en nuestro entorno español.
——En cada canto hay referencias a palabras nuevas o, si la palabra existiese, a acepciones nuevas, que están definidas en cada canto.
——¿Habías descubierto la riqueza sonora de las palabras procedentes de lenguas indígenas americanas?  Lee y relee en voz alta estos versos y la descubrirás.
——Tengo que confesarte que creía conocer la riqueza de mi idioma, pero, al bucear en sus profundidades para escribir estos versos, he quedado gratamente sorprendido  al descubrir un filón para mí inimaginable. Pretendo y quiero, quienquiera que seas y con la intención que vengas, amigo lector, que el amor y la esperanza que he entregado en estos versos te lleguen íntegros y, parafraseando a Miguel Hernández,  que los vientos de mi lengua bajen a lo profundo del valle, suban a lo alto del monte, te lleven a las profundidades del alma, te avienten el corazón y te quemen la garganta.
——Estos versos han tenido una gestación de casi dos años. Los concebí en  1.994 y los ultimé, tras conseguir algunos materiales, en verano de 1.996.
——Mil gracias a todos cuantos me habéis ayudado con materiales, orientaciones y ánimos a su creación.
——Murcia, verano de 1996.

——Años más tarde, considerando  estas vivencias válidas, perfeccioné su expresión.

Murcia, diciembre de 2002
César Herrero Hernansanz

FRAGMENTOS

AL CLAMOR DE LA TROMPETA, LUPITA

Manantial de aguas limpias,
tienes en tus montañas,
fuente de limpias aguas,
que me esponjan el alma.

En tu manantial, lupita,
quiero beber chilear,
que no es un claro mentir,
ni un cuento contar,
es dar algún capotazo
y con un cuento engañar.

En tu manantial, lupita,
quiero beber chilear,
que no es mentira ruda,
es un cuento contar
y mareando con finura
los pensamientos clavar.

En tu manantial, lupita,
quiero beber chilear,
que no es un cuento no más,
es una mentira elegante,
es el arte en torear.

AL PALPITAR DEL PIANO, AIROSA

Hay palabras, airosa,
que vienen de la inclusa,
quieren nacer a codazos.
Hay palabras, airosa,
sin padre reconocido,
sin vientre, parto, ni cuna.
Okey es un rictus seco,
un gris en veta de mármol,
es del tono un matiz.
Okey no tiene calor.
Prefiero un está bien,
colega, de acuerdo,
muchas gracias, airosa,
o tal vez un vale, tío,
cojonudo, compañero,
que tienen padre y madre,
vida, fuerza y color,
a un okey sin calor.

Descargar aquí el poemario: La lengua de mi Tierra, en PDF